Otras Miradas

 

Aspecto Intervenido: Accesibilidad al espacio físico. Orientación y movilidad de los estudiantes con discapacidad visual.

Responsable: Vicerrectoría de Extensión. Programa Guía Cultural. Programa “Otras Miradas”.

 

Antecedentes

La orientación y movilidad es una de las áreas más importantes dentro de la rehabilitación funcional de una persona limitada visual, “pues es a través de ésta que el limitado llega a ser independiente en sus movimientos y puede lograr una integración en el medio en el cual se desenvuelve”. (INCI, 1999: 5)

Distribución de la Ciudad Universitaria

 

Es por esto que las barreras físicas y de desplazamiento que pueden experimentarse  al interior de las instituciones educativas, afectan de forma directa la autonomía de las personas con limitación visual, haciéndolos dependientes de la ayuda que personas videntes les puedan brindar, limitando su desempeño tanto en la esfera académica como social y por lo tanto, obstaculizando su integración al medio de forma adecuada.
En el caso de la Universidad de Antioquia, su campus está estructurado por un conjunto de bloques arquitectónicos, en una superficie de unos 287.467 m² y unos 133.942 m² de área construida; con generosas  zonas peatonales, áreas verdes y espacios abiertos.

Inaugurada en 1968, algunos de sus espacios han sido  declarados patrimonio cultural,  limitando las posibilidades de ser adaptados y derivando la necesidad de implementar programas que permitan que los estudiantes con limitación visual tengan la suficiente autonomía en sus desplazamientos.

¿Qué es Otras Miradas?

Otras Miradas es un programa que surge en el año 1998 como alternativa de solución para la problemática relacionada con la orientación y movilidad de los 20 estudiantes con limitación visual que había en este entonces matriculados en diferentes programas académicos de la Universidad de Antioquia.

Su principal objetivo es el de proporcionar a los discapacitados visuales matriculados en la Universidad de Antioquia los medios dirigidos a la consecución de su autonomía en el desplazamiento dentro del Alma Máter, contribuyendo a su inclusión en el ámbito cultural, deportivo y académico.

Actualmente, “Otras miradas” continúa haciendo parte de Guía Cultural, programa adscrito al Departamento de Extensión Cultural del Alma Mater, conformado por estudiantes de diferentes programas académicos cuya función es la de realizar visitas guiadas a los grupos que permanentemente visitan la institución, así como de mantener actualizadas las carteleras respecto a la información cultural y orientar a los visitantes desde los diferentes puestos de información.

Qué formación tienen los guías asignados a Otras miradas?

Es importante anotar, que inicialmente no se contó con asesores que capacitaran a los guías en su misión, lo cual implicó que el proceso se constituyera en un aprendizaje total.  Ninguno tenía conocimiento alguno sobre lo que significaba orientar a una persona con limitación visual y por ende tenían muchos temores: “¿cómo tratarlos?, ¿cómo trabajar con ellos?”,  como hablarles?, cuál será su reacción?.

Finalmente la convicción de uno de los guías sobre el aporte que representaría la implementación de un programa de esta naturaleza, hizo que se arriesgara a iniciar la labor y en la búsqueda de responder adecuadamente a ésta, empieza a desarrollar estrategias empíricas que posteriormente se fueron mejorando con la participación y el apoyo decidido de los mismos estudiantes invidentes. Al observarse los logros obtenidos, se le delega a este guía  la responsabilidad de “capacitar” a los demás guías, dando vida al programa “Otras Miradas: orientación y dinámica de movimiento, para quienes perciben el mundo más allá de sus ojos”.

Actualmente, los Guías responsables reciben una sensibilización e inducción previa al inicio del proceso de orientación, a través de la cual adquieren herramientas conceptuales básicas para realizar dicho trabajo, como diferenciar un punto de referencia de una pista, saber que el término “limitación visual” acoge tanto a los ciegos como a los que tienen restos visuales, entre otras.

Este trabajo se hace de forma personalizada; a cada limitado visual se le asigna un guía que se encarga de desarrollar el proceso de orientación, el cual se lleva a cabo cada ocho días en un espacio de dos horas, aplicando las técnicas de orientación y movilidad que el Instituto Nacional de Ciegos  propone en el Manual de apoyo para el trabajo en rehabilitación funcional. Área: “Orientación y Movilidad” (1999), el cual fue adaptado según las necesidades y características de la infraestructura de la Universidad de Antioquia.

El proceso se desarrolla siguiendo una cartilla de orientaciones para el trabajo del guía, en la cual se exponen los lugares y espacios que debe conocer el limitado visual; ésta  se organiza en cuatro fases que van de lo micro a lo macro, es decir, es una guía escrita que orienta el proceso partiendo de las rutas de prioridad a las de información general.

Cómo garantizan la continuidad del programa?

Además del permanente ingreso de estudiantes discapacitados visuales durante los últimos años, en vista de la rotación de los guías ya capacitados y con el fin de garantizar la transferencia de la experiencia, en el 2002 se inicia la documentación de la misma y se genera un escrito con información general que fue utilizado como base para los estudiantes que ingresaban a hacer parte de “Otras Miradas”; material que posteriormente es revisado en el año 2004 dando como resultado un procedimiento en el que se incluye el objetivo, la misión y visión de “Otras Miradas”, la metodología implementada, la descripción de las funciones de los guías y algunos conceptos básicos de orientación.

En el 2005 evaluadores externos conocedores del tema, sugieren la organización de esta información en tres cartillas que actualmente se encuentran en proceso de publicación interna.

Criterios cualitativos
Una experiencia significativa
Andrés Felipe Marín. Estudiante Invidente de la Licenciatura en Lengua Castellana.