Adaptaciòn de Examenes de Admisiòn

 

Aspecto intervenido: Adaptación del Examen de Admisión ingreso para los aspirantes con discapacidad visual.

Responsable: Vicerrectoría de Docencia. Departamento de Admisiones y Registro

Objetivo

Con el fin de hacer efectivo, en la medida de lo posible, el derecho de los aspirantes con discapacidad visual de contar con un examen de ingreso diferenciado, ajustado a sus condiciones particulares tanto en su elaboración y diseño como en la presentación del mismo, a partir del 2006, el Departamento de Admisiones y Registro con la aprobación del Consejo Académico lleva a cabo semestralmente la adaptación de la prueba de admisión.

Antecedentes

Si bien, no se tienen registros precisos de la época, la Universidad de Antioquia cuenta con egresados con discapacidad visual desde la década de los 80. Hasta el 2004, los aspirantes presentaron su examen de admisión con el apoyo de un docente acompañante por área temática (lengua materna, lógica matemática).

En el 2004, a la luz de algunas inquietudes manifestadas tanto por parte de los docentes acompañantes, como de algunos de los aspirantes, la Vicerrectoría de Docencia conforma una Comisión responsable de indagar sobre la manera como se llevaba a cabo este proceso, arrojando las siguientes conclusiones:

  • Durante el proceso de inscripción, no se indagaba sobre las condiciones particulares de los aspirantes; es decir, sólo se identificaba su discapacidad momentos antes de la presentación del examen, generando angustia en el personal de admisión, en el docente asignado y en el mismo aspirante.
  • Si bien, con el tiempo se fueron identificando aquellos docentes con mayores habilidades para la lectura en voz alta de la prueba, la selección de los mismos se hacía de manera aleatoria.
  • La estructura de la prueba, especialmente el área de lógica matemática, incluía gráficas de gran complejidad para su descripción. Sumado a ello, la falta de preparación de los docentes para llevar a cabo esta actividad, hacía que se enfrentaran a un dilema ético ante la decisión de indicar al estudiante la respuesta correcta, o negarse a su descripción a lo cual el estudiante se veía en la obligación de hacer una selección aleatoria, arriesgando el resultado final.
  • En muchas ocasiones, el aspirante aunque requería volver a escuchar el enunciado de la pregunta, por falta de confianza con el docente no se lo manifestaba y optaba por responder sin la más mínima seguridad en su respuesta.
  • El desempeño académico de algunos de los estudiantes una vez ingresaban, dejaba entrever vacíos y deficiencias en su proceso de formación básica, lo cual, ponían en tela de juicio sus competencias para aprobar el examen de admisión y generaban  dudas sobre la efectividad del proceso de selección.

Con base en lo anterior, el Consejo Académico (Acta 320 de 2006) emite la Resolución 1852 de 2006, vigente actualmente y en la cual se dan más opciones a los aspirantes discapacitados visuales, mediante la oferta de pruebas diferenciadas en formatos audio, braille y macrotipo para las personas de baja visión y se les asigna un 50% más del tiempo para la presentación de la prueba.

 

Impactos Institucionales

Aunque inicialmente se presentaron dificultades de tipo tecnológico para la eficiente implementación de esta medida, la creatividad y disposición permanentes de los ingenieros de planta, hicieron que se subsanaran con soluciones accesibles, simples y a muy bajo costo.

Hasta el momento, la prueba de admisión adaptada para la población con deficiencia visual, lleva 6 semestres de aplicación, arrojando hasta el momento los siguientes logros para la Universidad:

  • Generación de valor al proceso de admisión, mediante la posibilidad de ofertar una prueba diferenciada a los aspirantes que tengan algún tipo de discapacidad visual.
  • A partir de los cambios en el diseño del examen, se garantiza la aplicación de la prueba con el mismo nivel de exigencia a todos los estudiantes.
  • El aprendizaje y la experiencia que el Comité de Elaboración de Pruebas ha ido adquiriendo en la adaptación del examen de admisión, de manera que sea accesible para los aspirantes discapacitados visuales.
  • Aprendizaje permanente por parte de los ingenieros de planta, en la búsqueda de alternativas que vayan mejorando el proceso cada semestre.
  • Generación de una cultura de la inclusión educativa desde el Departamento de Admisiones y Registro.
  • Registro de la población con discapacidad visual desde el mismo momento en que se inscriben como aspirantes, facilitando el seguimiento a su proceso académico.

 

Impactos en los aspirantes

Aunque inicialmente pensaban que esta decisión podría vulnerar su derecho a ingresar a la Universidad, con el tiempo comprendieron los beneficios de la medida y hoy son sus grandes defensores.

Al respecto, ellos reconocen los siguientes beneficios:

  • Posibilidad de seleccionar el formato que más les favorezca para la presentación del examen de admisión, de acuerdo con sus competencias y necesidades individuales.
  • Disminución del nivel de ansiedad que generaba la parte gráfica de la prueba, tanto a los aspirantes como a los docentes asignados para su lectura.
  • Transparencia en el proceso y la plena convicción de los méritos de quienes aprueban el examen.
  • Igualdad de oportunidades en relación con el resto de la población.

 

Criterios de Evaluaciòn