Marco Institucional

Si bien, por su naturaleza de pública y en el marco de los principios de igualdad y responsabilidad social, la Universidad de Antioquia siempre ha tenido sus puertas abiertas a quien, cumpliendo los requisitos, ingrese a sus programas académicos, sólo hasta hace pocos años comienza a identificar la existencia, al interior de su comunidad universitaria, de grupos diversos muchos de ellos vulnerables, en tanto su proceso académico depende en gran medida del reconocimiento y apoyo que la institución y el entorno le brinden.

En Marzo del 2005 ante la ausencia de políticas claras para el ingreso y permanencia de personas en situación de discapacidad en nuestra institución, por recomendación del Consejo Académico se conformó una Comisión temporal por la Vicerrectoría de Docencia, quien luego de una primera reunión, identifica la necesidad de designar esta responsabilidad en personas con conocimiento y que hayan tenido algún tipo de experiencia en tal sentido en la Universidad, conformando así un equipo de trabajo responsable de dar respuesta a los requerimientos de los estudiantes con discapacidad visual.

En el 2006, tal y como lo plantea en su Plan de Desarrollo 2006-2016, para la Universidad es claro que si bien, el futuro de la región y la nación no se concibe al margen del avance de la ciencia y la tecnología, es fundamental igualmente, alcanzar un desarrollo económico y social incluyente centrado en el ser humano; por ello, se identifica la necesidad de que la Comisión se convirtiera en un ente permanente cuya función fuera la de generar políticas que prepararan y permitieran a la Universidad comenzar a trabajar de una manera más planeada todos aquellos proyectos relacionados con el tema de la inclusión de éste y otros grupos poblacionales diversos, tal y como igualmente comienza a plantearse desde el Ministerio de Educación Nacional, dando origen al Acuerdo Académico 317 de Diciembre de 2007, mediante el cual se crea el Comité de Inclusión como órgano asesor y consultor del Consejo Académico y de la Administración Central y Descentralizada, cuya función es la de proponer políticas, planes, estrategias y programas en pro del desarrollo y cumplimiento de la inclusión de las personas que presentan habilidades o condiciones culturales diferentes al promedio de la población, y en razón de las cuales corren el riesgo de ser excluidas del servicio educativo, de la participación activa en la vida económica, social, política y cultural de nuestra comunidad.

En este sentido, en el marco del trabajo con grupos diversos, se ha generado la siguiente normatividad: Resolución académica 1731 del 23 de junio de 2005. Por el cual se establecen los requisitos de admisión para los aspirantes invidentes y limitados visuales.

Resolución Académica 1852 de Mayo 4 de 2006. Por la cual se establecen diferentes formas de aplicación del examen de admisión para la comunidad con discapacidad visual.

Acuerdo Académico 216 del 24 de julio de 2002. Por el cual se establece el procedimiento de admisión para las minorías étnicas reconocidas por la Constitución Nacional.

Acuerdo Académico 236 de 2002. Por el cual se unifica el régimen de admisión para aspirantes nuevos a los programas de pregrado y se define el sistema de cupos adicionales para aspirantes provenientes de comunidades indígenas y comunidades negras.

Acuerdo Acadèmico 2 92 de 2002 Por el cual se crea el Programa Especial de Ingreso a la Universidad para aspirantes a programas regionalizados, y se establecen las normas que lo reglamentan.